Iglesia Evangélica Metodista de Martínez

Pastores: Arne Clausen y Marcelo Mondini.

Creemos en Jesús como Señor y Salvador.

UN LLAMADO A COLABORAR CON LOS HOGARES LOWE:

La Fundación Nicolás Lowe ha instrumentado un mecanismo para ampliar la base de los ingresos para el sostén de la obra–hoy deficitarios-, mediante donaciones mensuales fijas a través del sistema de “débito automático” desde tarjetas de crédito.

Las mismas se podrán hacer a través del siguiente link: DONACIONES LOWE

 Invitamos quienes deseen conocer mayores detalles sobre esta iniciativa, a comunicarse con nosotros. Muchas gracias por ayudarnos a sostener esta obra!!

 

 

MADRES DE LA ESPERANZA:

Las Madres de la Esperanza realizan periódicamente una Feria de Ropa (distribución gratuita) en el Salón Anderson de la Primera Iglesia Metodista. 

Sabemos todos lo inaccesible  que puede resultar la ropa en estos días. Para estas mamás, recibir esta ropa es la única manera de cubrir esta necesidad de ellas y de sus hijos/as.  

La ropa de adulto es también distribuida entre los concurrentes de La Tacita (merendero de todos los días de semana para mujeres y hombres en situación de calle) a cargo del área social de la Primera Iglesia Metodista.  

 

 

RECEPCIÓN DE ROPA PARA DONACIÓN: 

Continuamos recibiendo ropa en buen estado para su oportuna donación a obras de servicios con las que colaboramos habitualmente, o para satisfacer necesidades locales. A efectos de un adecuado control y depósito de las prendas, rogamos a los hermanos entregarlas de ser posible en forma personal, a las hermanas Lilian Miller o Noemí Claverie.

 

 

CAMPAMENTO DE TRABAJO EN EL CHACO:

Transcribimos el texto de un mensaje enviado por la Junta Unida de Misiones (JUM), en relación con esta actividad: 

“Les escribimos con una gran alegría desde la JUM para agradecer la colaboración y las oraciones de todos ustedes lo cual fue imprescindible para poder realizar el campamento de trabajo en J.J. Castelli desde el 17 hasta el 21 de julio. Gracias a Dios pudimos no solo juntar los fondos necesarios para comprar el tanque de agua que se instaló en la comunidad Quom de Río Salado sino que la colecta superó dicho costo y permitió avanzar con otros arreglos en el predio de la JUM. Pudimos contar con la participación de 31 hermanos en la fe que se ofrecieron como voluntarios y viajaron al Chaco con nosotros desde Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos. Allí nos recibió el equipo de la JUM quienes nos hicieron sentir en casa. Tuvimos el privilegio de compartir momentos muy íntimos entre todos y testimonios muy conmovedores que nos permitieron crecer en la interculturalidad, el amor y la fe. Además de colocar el tanque de agua en la comunidad de Río Salado, se pudo hacer por primera vez una yerra con los animales que crían. En estos días tuvimos la grata noticia de que quedaron muy entusiasmados y que los dos grupos que forman la comunidad, en reuniones recientes, decidieron vender dos toros para comprar un tanque más para quienes quedaron lejos del otro tanque, y una bomba para subir el agua. Experiencias como estas son intransmisibles; sin embargo no faltará oportunidad para que se sumen quienes no pudieron venir en este viaje, y así seguir descubriendo la riqueza que Dios nos da cuando nos hacemos hermanos”.